THE MAIDS. II PREMIO FUNDACIÓ HAN NEFKENS-MACBA

La segunda edición del premio Fundación Han Nefkens-MACBA, instaurado en 2011, se otorgó al colectivo iraní formado por Ramin y Rokni Haerizadeh y Hesam Rahmanian. El jurado que los eligió determinó que el trabajo conjunto de este colectivo de artistas establecido en Dubái, que colaboran desde 2009, se distingue de las tendencias dominantes en el mundo artístico actual por la recuperación de la importancia de la experiencia y la sensualidad en su obra. Si sus instalaciones, de marcado carácter lúdico, desdibujan las prácticas individuales bajo un impacto visual inmediato, sus obras también abordan la política contemporánea con ingenio e ironía.

La muestra del MACBA incluye la presentación de Macht Schon y From Sea to Dawn(2016- 2017), dos pinturas en movimiento, además de The Maids (2012-2015), una obra basada en la novela Las criadas de Jean Genet, y otras obras realizadas para la ocasión, algunas en colaboración con otros creadores como Niyaz Azadikhah (que ha articulado un colectivo de mujeres que relatan sus experiencias con el miedo), John Cole y Joan Baixas.

 

Conocemos a una doncella capaz de transformarse en dama. Esta doncella viste ropa de dama, pero cuando entramos en un taxi o en la tienda o nos paseamos por algún barrio, la gente nos cuenta cuánto les desagrada el flujo de doncellas que llega al país.

Como una cadena humana sin fin, circulan por toda Europa. A veces por verdes colinas, bosques esmeralda y exuberantes praderas, y siempre por carreteras y autopistas de cemento.

Cada una de nosotras, las doncellas, donamos un miembro o un órgano para crear un cuerpo unificado, de modo que la marcha nunca se detiene.

Sin embargo, la dama siempre permanece a la vista.

Nadie pregunta a un ave de paso adónde se dirige, ni en la tierra ni en el cielo, y ni se le pregunta a un niño o a la muerte.

“Vuelvo a mi cocina. Allí están mis guantes y el olor de mis dientes. El eructo silencioso del fregadero. Usted tiene sus flores, yo tengo mi fregadero. Soy la criada. Al menos, no me puede usted manchar” (Jean Genet, Las criadas).

Conocemos a un titiritero que, al rememorar su propia vida, define nuestra época con la palabra “miedo”. Además, como alquimista, desafía también al miedo pescando en el mar una medusa nomura ―un gigante de las profundidades, que no tiene cerebro ni esqueleto pero brilla en la oscuridad― y mutándola en un paracaídas que puede usarse en un rescate pero pertenece a la esfera de la guerra.

Joan Baixas ha trabajado estrechamente con figuras como Cildo Meireles y Joan Miró, filtrándose en ellas como vapor y extrayendo algo que animar. Sus obras recientes expresan el conflicto entre el controlador y el controlado. ¿Nosotros controlamos la marioneta o esta nos controla a nosotros?

¿Y qué hay en el espacio entre controlador y controlado?

Un sistema al que llamamos comportamiento.

Dicho comportamiento está codificado por John Cole, ingeniero de IA y hacedor de acertijos que crea los misteriosos patrones de los movimientos que ve el público en la marioneta.

Joan Baixas coreografiará estos movimientos en función de la densidad de los presentes en el espacio performativo. Cuando haya menos personas, la marioneta revelará el contenido de su interior; cuando haya más, se cerrará sobre sí misma.

Como el monstruo de Frankenstein, consiste en órganos procedentes de distintos cuerpos y unidos entre sí.

Cada órgano de este cuerpo representa el temor de una persona. El temor experimentado por cada una de las 15 mujeres vulnerables y desfavorecidas que aprendieron confección, costura y bordado en los talleres de la artista y profesora Niyaz Azadikhah.

Ella tomó nota de los relatos de esos temores. Como el de Fardina, inmigrante afgana de dieciséis años con miedo a ir al baño, porque una ver alguien le tiró del pelo desde atrás. O el de Roya, que está en su tercer embarazo pero teme perder este hijo como perdió los dos anteriores y, con él, su última oportunidad de vivir con su marido. Niyaz narró estas historias por medio de unos dibujos en los que luego se inspiraron los bordados de las mujeres.

¿Pueden estos cuerpos convertirse en uno? Teniendo en cuenta la fragilidad de la vida, tal vez sean los siguientes en lanzar botes salvavidas al mar; los siguientes en cortarse el pelo y fabricar muñecas vudú con la esperanza de un futuro mejor; o los siguientes en dirigirse al sur, el este o el noreste.

Conocimos a alguien que controlaba la entrada a un país que no era el suyo. Estaba henchido de un fervor patriótico que superaba al de cualquier patriota, y su celo ejerciendo la autoridad hizo que perdiéramos nuestro vuelo. Aunque sabíamos que todos pertenecíamos a la misma estirpe, su actitud era más de dama que la dama misma.

Nos filtramos como vapor en “la sangre y el barro” de la dama, y de las manos bondadosas de esta llueven bendiciones: zapatos, camisas, alimentos, fruta, impermeables y fechas.

Como un logo en un bolsa de mano que se convierte en un letrero de neón: cada vez que se encienden los dos puntas de encima de la Ö, el logo dice: “Embellece”; cada vez que se apagan, el logo dice: “Poder ahora”.

Tal vez sean buenas noticias. Dicen que una nueva generación de la clase trabajadora está reemplazando a la antigua. Dicen que esta nueva generación podría ensanchar los horizontes de la dama, cuando esta abandone sus temores.

Para nosotros, el sol no sale por el este y se pone por el oeste. En la negra oscuridad, nuestros cuerpos son la fuente de luz. El resplandor de las pieles allá en lo alto nos guía a través de la tiniebla.

Inspirándonos en El paso suspendido de la cigüeña de Theodoros Angelopoulos, subimos la escalera al revés, hilo en mano: al invertir nuestro gesto nos acercamos al espectador, y al apartar un objeto este se acerca a nosotros.

¿Somos capaces de observarnos a nosotros mismos desde atrás, en ese espacio oscuro y sin fuerza? ¿Podemos experimentar el hecho de no ser un yo externo a las concepciones normativas del valor?

Y ahora, finalmente, es aquí donde las doncellas se quitan su frazada tejida con armazón de espiral hueca, para luego hacerla rodar y ponerse en marcha una vez más.

 “Makes beautiful” y “Power Now”, son difíciles de traducir sin más contexto; aconsejamos que lo reviséis para ver si se ajusta al caso al que se refiere.

FICHA TÉCNICA

Las Criadas

Ramin and Rokni Haerizadeh and Hesam Rahmanian.

28.10.2017 al 07.01.2018

MACBA